Primer viaje: visitando a los Shawis

La semana pasada fue el primer viaje ministerial del la Facultad Bíblica Selva de 2019. Además, fue la primera vez en la historia de la Facultad que hemos visitado a las comunidades nativas de los Shawis, que se encuentran al noreste de Yurimaguas en la selva de Peru. ¡Entonces hemos visto y aprendido bastante! Sería difícil captar a toda la experiencia aquí, pero queremos compartir con ustedes algunas fotos y algunas cosas que Dios ha hecho.

Antes de embarcar para los pueblos, pasamos un par de noches en la ciudad de Yurimaguas. Visitamos a la iglesia local “Filadelfia” y también al mercado exótico por allí que se conoce como el Vado. ¡Fuimos sorprendidos al encontrar a un grupo de hermanos de la congregación en “Bella Vista,” predicando aire libre allí en el mercado! Los estudiantes también aprovecharon para compartir el evangelio con algunas personas allí.

Lunes por la madrugada empacamos nuestras cosas y salimos con un misionero que trabaja con el pueblo Shawi: Josue Hire y su hija Lucy. Fuimos en su barco, surcando el río Paranapura para ir a un pueblo Shawi que se llama Pucallpillo. Pensábamos llegar por la tarde, pero el río era tan bajo que teníamos que salir y empujar varias veces para librar el bote del harina abajo. Y cuando llegó la hora del almuerzo ya no sabíamos si el barco iba a poder llegar.

Pero damos gracias a Dios por Teddy y por el pastor Alberto que vinieron para ayudarnos con su canoa. Ellos son dos hermanos Shawis que iban a acompañarnos en los pueblos, y bajaron a buscarnos porque sabía que ese parte del río sería difícil para un bote cargado. Ellos hicieron 2 viajes para traer los pasajeros hasta Pucallpillo, y el barco de Josue llegó último al anochecer.

Quedamos dos noches en el pueblo de Pucallpillo. Nos dio la oportunidad de conocer un poco a la gente, hacer un ministerio con niños, y participar dos noches en la iglesia con reuniones evangelistas. La mayoría de las mujeres y los niños hablaban puro Shawi, así que estábamos agradecidos por la ayuda de Alberto, Teddy y otros que nos ayudaron traduciendo.

Las reuniones de la iglesia eran muy interesantes. Su estilo de alabanza era distinto para nosotros, pero el evangelio que predican es autentico y poderoso, y vimos que Dios esta obrando allí para alcanzar al pueblo y crecer a Su iglesia. Los estudiantes apoyaron con un teatro tipo mimo, y Victor también tuvo oportunidad de compartir la Palabra.

El día miércoles empacamos nuestras cosas y surcamos a otro pueblo cerquita que se llama San Juan. Había oportunidades parecidas allí con los niños y con la iglesia, pero también el hermano Josue había traído filtros de agua para la comunidad. Ayudamos a armar baldes con filtros, y Josue enseño la importancia de agua limpia antes de entregarlos.

La prédica en la última noche que estuvimos fue interesante, escuchando al pastor Alberto predicando en Shawi. ¡Pero también fue interesante la araña tarántula en el palo arriba de su cabeza!

El viernes nos tocó bajar por el río hasta Yurimaguas, y continuar hasta Tarapoto si fuera posible. Pero no sabíamos como hacerlo, porque el motor del bote de Josue se había malogrado en la lucha para surcar. Josue había enviado mensaje para pedir su motor de repuesta, pero ya no había manera de comunicar para saber si iba a llegar o no. Pero como Alberto nos comentó, Dios seguramente estaba usando esas circunstancias para enseñarnos a confiar solamente en Él.

¡Entonces fuimos sorprendidos por la provisión de Dios cuando Teddy llegó a San Juan en su canoa, jalando por atrás al bote de Josue con el motor de repuesta ya puesta!

Teddy llega a San Juan con el bote de Josue

Así que el viernes logramos regresar, con la ayuda de Dios y de los Shawis. En el parte donde el río era más bajito, los hermanos Shawis llevaron a los pasajeros para que el bote de Josue no se atasque demasiado en la arena.

Estamos agradecidos a Josue Hire por llevarnos en este viaje y enseñarnos algo de misiones con el pueblo Shawi. Y también agradecidos por los creyentes Shawis que nos ayudaron bastante, incluso Teddy y Alberto, y sus esposas que prepararon todas las comidas para nosotros. ¡Y agradecemos a Dios por la oportunidad de ser testigos a la obra del Señor en esos pueblos, donde el evangelio se está proclamando y la Iglesia esta creciendo rápidamente! Esperamos que Dios haya utilizado a lo pequeño que hemos podido ofrecer para seguir con esa obra.

Vista del río desde Pucallpillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s